El Bar

0

El hombre de nuestros días vive angustiado por mil inquietudes diversas, demasiado complejas para entrar en detalles. Pero –anotemos- una de las causas principales de tanta desventura como se observa, dimana de ese afán de independencia, de eludir responsabilidades que traen consigo la desintegración de la familia.

El caso es que, debido a ello, hay mucha gente que arrastra una existencia anodina, solitaria y triste. La tristeza es siempre mala consejera. Ellos lo saben y la rehuyen. Y para combatirla acuden al bar, símbolo de la vida, placentera y alegre, grato refugio y esperanza.

Otros vienen al bar a descansar las fatigas del trabajo, a olvidar, frente a una copa, con un amigo, las mil y una preocupaciones de la existencia cotidiana; a esperar a la novia; a tratar un negocio o. simplemente “a matar el tiempo”. “Con vino y alegres compañías, la estación de las rosas vuelv:e…”

Foto
Voltz Alegado

Share.

About Author

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: